Oficinas

Los espacios de trabajo deben de estar iluminados conforme al trabajo que se realiza. Es preciso que la iluminación no agote la vista de los empleados ni cause incomodidades en los dispositivos electrónicos que se utilizan.